Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
hamburger overlay

Cambie un aspecto, mejore su vida

Probablemente haya muchos aspectos de nuestra vida que nos gustaría cambiar, pero pensar en todo esos cambios al mismo tiempo puede ser abrumador. Entonces, elija hacer un solo cambio por el momento. Modificar al menos un aspecto de los que mencionamos a continuación podría tener un impacto positivo en su día a día con la diabetes, tanto para su salud física como para su bienestar emocional. Los análisis médicos son importantes Para las personas que tienen diabetes, hacerse análisis médicos con más frecuencia es clave para mantener la salud bajo control, ya que...

CONOZCA MÁS

Refine Results

Conceptos básicos de la diabetes

Entender los conceptos básicos de la diabetes es el primer paso que se debe dar para tener el control de su salud. Veamos qué es lo que causa diabetes, algunos de los síntomas más comunes, los beneficios de vivir una vida saludable y qué hacer si le acaban de diagnosticar diabetes. ¿Qué es la diabetes? La diabetes es una enfermedad crónica. Los niveles de glucemia son controlados por la insulina, que es una hormona que produce el páncreas. Cuando usted come, la comida es procesada por el organismo y entra en el torrente sanguíneo. La insulina toma la glucosa del torrente sanguíneo y le permite que ingrese a las células, donde es procesada y utilizada para crear energía. Si usted tiene diabetes, no produce suficiente insulina, o la insulina que sí produce no toma la glucosa del torrente sanguíneo para que ésta ingrese en las células. Así es como los niveles de glucemia se elevan más de lo que deberían (hiperglucemia).1 4 tipos de diabetes En la diabetes tipo 1, el páncreas no produce insulina. En la diabetes tipo 2, el páncreas no produce suficiente insulina o la insulina no funciona correctamente. La diabetes gestacional es una condición temporal y sucede cuando la insulina de las mujeres es menos eficaz durante el embarazo. La diabetes secundaria debida a lesiones pancreáticas, enfermedades endocrinas y administración de glucocorticoides. Síntomas comunes de la diabetes Por lo general, la aparición de la diabetes tipo 1 sucede rápidamente y los síntomas pueden ser intensos. Los síntomas de la diabetes tipo 2 normalmente son leves (o ni siquiera se manifiestan) y aparecen con el tiempo. Los síntomas de ambos tipos de diabetes incluyen:2 Producción de orina frecuente Sed excesiva Aumento del apetito Pérdida de peso Cansancio Falta de interés y concentración Sensación de hormigueo o entumecimiento en las manos y en los pies Visión borrosa Infecciones frecuentes heridas que tardan en curar Vómitos y dolor de estómago, que por lo general se confunden con una gripe (sin embargo, es muy común contagiarse una gripe antes de que le diagnostiquen diabetes, ya que ésta es una enfermedad autoinmune) Si a usted no le han diagnosticado diabetes y presenta cualquiera de estos síntomas, hable con su médico o farmacéutico. ¿Cómo ocurren los niveles bajos de glucemia? Los niveles bajos de glucemia (hipoglucemia) generalmente ocurren cuando los niveles de glucemia descienden a menos de 70 mg/dl (3,9 mmol/l). Sucede cuando hay demasiada insulina o medicamentos para la diabetes en el cuerpo, cuando necesita comer, cuando hace mucho ejercicio o cuando bebe demasiado alcohol. Todas las personas reaccionan de distinta manera a la hipoglucemia, pero dentro de los síntomas comunes se encuentran:3 Temblores, debilidad o escalofríos Irritabilidad o confusión Mareos o náuseas Visión borrosa o dolores de cabeza Convulsiones o pérdida del conocimiento Si usted tiene niveles bajos de glucemia, trátelos según las instrucciones que le provee su médico. No obstante, trate de ingerir 15 gramos de glucosa o carbohidratos, vuelva a controlar los niveles de glucemia después de 15 minutos y, si continúan estando bajos, repita el procedimiento. ¿Le acaban de diagnosticar diabetes? Esto es lo que debe hacer ahora. No es fácil que lo diagnostiquen con diabetes. Se puede preguntar, “¿por qué está pasando esto?” y tenerle miedo a lo desconocido. Es común culparse a uno mismo y preocuparse por lo que los demás pensarán de usted. Lo que más importa es que usted reconozca todas sus emociones a medida que aparecen y se van, que decida controlarlas y que entienda que usted no está solo. El primer paso para obtener el control de su salud luego de que le diagnostiquen diabetes es realizar una consulta con su médico de cabecera (o con un endocrinólogo, personal de enfermería dedicado a la diabetes, etc.) y aprender todo lo que pueda sobre la enfermedad. Para empezar, usted debería averiguar: Si tiene usted diabetes tipo 1 o tipo 2 Cómo controlar sus propios niveles de glucemia Cómo utilizar un medidor de glucemia Cómo comprender los resultados de los controles Cómo tratar la diabetes Qué tipo de ejercicio es el adecuado para usted Qué cambios debe realizar en su dieta Otros problemas de la salud que usted tenga que afectan el tratamiento de la diabetes A quién más puede acudir para recibir información Establezca un plan de tratamiento con su médico y realice una consulta de seguimiento. Comer y beber Ser consciente de lo que come y tomar decisiones para vivir una vida más saludable es lo mejor que puede hacer para controlar los niveles de glucemia. Contar los carbohidratos, comer alimentos saludables altos en grasa (mono-insaturados, poliinsaturados u omega 3),  incorporar suficiente proteínas y fibra al organismo, todos estos son aspectos clave de una dieta saludable para la diabetes. No se olvide de tener en cuenta lo que bebe cuando controla los niveles de glucemia. El agua, el café o té sin azúcar o las bebidas de bajas calorías son las mejores opciones. Evite los jugos de fruta o las gaseosas con azúcar (a menos que tenga que tratar un episodio de hipoglucemia). No beba más de una bebida alcohólica por día si es mujer y dos si es hombre. Por qué es importante que usted mismo controle sus niveles de glucemia Los resultados de los niveles de glucemia le hacen saber de qué manera la comida, el ejercicio y otros factores como el estrés afectan tales niveles de glucemia. Si usted los controla con frecuencia, empezará a observar patrones (picos elevados y bajos) y podrá realizarle cambios a su rutina, lo que con el tiempo mejorará su salud. ¿Insulina y diabetes? Si usted no tiene diabetes: el páncreas produce insulina > usted come > la comida ingresa al torrente sanguíneo > la insulina transporta la glucosa hacia las células > la glucosa es procesada para convertirse en energía. Si usted tiene diabetes: el páncreas no produce insulina, o la insulina que sí produce no funciona adecuadamente > usted come > la glucosa no puede ser convertida en energía dentro de las células > los niveles de glucemia se elevan demasiado.

CONOZCA MÁS

Sentirse mejor que nunca, - la vida a su medida

Cuando usted deja volar la imaginación y piensa en el futuro, ¿qué ve? Ya sea que sueñe con tomar fotografías en un lugar increíble, formar una familia o si simplemente le gustaría tener más energía o dormir toda la noche, mantener niveles normales de glucemia puede ayudarlo a lograr todo sus objetivos. A veces pareciera que la diabetes solamente tiene que ver con números. Pero el esfuerzo que usted dedica a mantenerse dentro de los valores establecidos de glucemia antes y después de las comidas, como también a cumplir con el objetivo de HbA1c, tiene que ver con sentirse lo mejor posible hoy y durante muchos años más. Autocontrol vs. HbA1c y por qué ambos son necesarios Con el fin de hacer un seguimiento de su cuidado personal, su médico quizá quiera analizar y comparar los resultados del automonitoreo y de la HbA1c (comúnmente conocida como A1C). ¿A qué se debe esto? Los autocontroles muestran el nivel de glucemia en un momento determinado. Usted puede marcar los resultados individuales en un gráfico para observar los distintos patrones y para buscar maneras de mejorar el cuidado de la diabetes. Sin embargo, la prueba de HbA1c analiza muestras de células de hemoglobina que han estado en su sistema por un promedio de 3 meses; la prueba de A1C le brinda una visión más amplia.2 Pero, como es un promedio, el resultado de la prueba A1C no puede analizarse por sí solo. Considere lo siguiente: una persona que tiene un nivel de glucemia de 2,8 a 14,4 mmol/l (50 to 250 mg/dL) podría tener un promedio de glucosa en sangre de 8,6 mmol/l (154 mg/dL) y una A1C de aproximadamente el 7 %.2 Visto así, quizá esos niveles denoten buena salud, pero los niveles de glucemia que oscilan entre 2,8 y 14,4 no son tan seguros. 2,8 mmol/l (50 mg/dL) representa un nivel peligrosamente bajo y si se eleva hasta 14,4 mmol/l (250 mg/dL), la persona se sentirá exhausta, sedienta y experimentará malestares durante todo el día.1 Sentirse mejor hoy y mañana también Usted sabe que controlar la glucosa en sangre disminuye el riesgo de sufrir enfermedades y problemas de salud en el futuro, pero no necesita esperar tanto tiempo para que sus esfuerzos den buenos resultados. Controlar la glucemia ayuda a que usted tenga más energía, a que duerma mejor e incluso a que esté de mejor humor todos los días.3 Todo eso contribuye a que usted logre cumplir con todos sus objetivos, ya sea aprender a jugar al golf, emprender su propio negocio o ir a bailar los sábados por la noche. Rangos establecidos A1C: <6 o 7,0 %, dependiendo de factores personales1,2 Glucosa en sangre antes de las comidas: 4-7 mmol/l (70-130 mg/dL) Glucosa en sangre luego de las comidas: 5-10 mmol/l (90-180 mg/dL) Intentar evitar los picos bruscos en los niveles de glucosa en sangre (gráfico con cambios verticales bruscos, en comparación con una línea significativamente estable) Aunque pueden dar lugar a resultados de A1C que denoten buena salud, se debe evitar alcanzar niveles alarmantes de glucemia.1

CONOZCA MÁS

¿Se siente bien? Entonces es el momento perfecto para crear un plan para los días en que está enfermo

Cuando usted se enferma, lo que más le gustaría hacer es quedarse en la cama y leer un buen libro o ver una película. Sin embargo, en ese momento es cuando más necesita concentrarse en el cuidado personal de la diabetes. La clave para manejar los días en que usted se enferma es pensar con anticipación. De esa manera, cuando se siente mal y no tiene ganas de concentrarse, simplemente puede seguir el plan que creó anteriormente. ¿Qué incluir en el plan? Pídale a su equipo médico de la diabetes que lo ayude a desarrollar un plan1 para cuando se enferma, pregúnteles cuándo debe usted pedir ayuda, cada cuánto debe controlar los niveles de glucemia y de cetonas, qué medicamentos tomar y qué comer. Prepare un kit para cuando se enferme, de modo que los ítems adicionales que necesite en ese momento estén listos. (recuadro) Lista de verificación para los días en que se enferma termómetro calmantes jarabe para la tos sin azúcar o pastillas para la garganta descongestivos (tenga en cuenta que incluso los descongestivos sin azúcar pueden aumentar los niveles de glucemia) tiras reactivas para análisis de cetonas en orina tiras reactivas para análisis de glucemia y lancetas adicionales insulina y suministros adicionales kit de emergencia de glucagón alimentos sencillos de comer que contengan carbohidratos Al primer indicio de que está enfermo Entender cómo la enfermedad afecta los niveles de glucemia puede ayudarlo a que tome las precauciones necesarias para que usted se cuide a sí mismo. Por ejemplo:2 Si usted utiliza insulina, no deje de administrársela. Aunque tenga dificultad para comer, es posible que necesite más insulina para luchar contra las hormonas que por lo general causan niveles altos de glucemia durante la enfermedad. Puede luchar contra esto comiendo un poco más, corrigiendo los bolos o utilizando un índice basal temporario en una bomba de insulina. Siga las recomendaciones de su médico. Monitoree los niveles de glucosa en sangre con más frecuencia, al menos una vez por hora o cada dos horas. En caso de que los niveles de glucemia sean elevados, controle su orina para verificar si hay presencia de cetonas. Hidrátese. Beba líquidos sin azúcar ni cafeína. Asegúrese de comer como lo hace regularmente. Tenga a mano alimentos sencillos de comer, que contengan carbohidratos de rápida acción. Pueden ser útiles para tratar una baja de los niveles de glucemia, como también pueden reemplazar una comida entera. Si tiene náuseas o vómitos, tome una bebida deportiva, un juego, gaseosa común o incluso barras de fruta congeladas para incorporar a su sistema los carbohidratos que necesita. Consulte con su médico de la diabetes sobre cualquier medicamento que usted tome, o sobre cualquier resultado de glucemia inesperado que usted experimente cuando esté tomando medicamentos. Algunos medicamentos para el resfrío, antibióticos y otras prescripciones y medicamentos de venta libre afectan los niveles de glucemia.3 Cuándo ponerse en contacto con su equipo médico de la diabetes Póngase en contacto con su médico siempre que lo recomiende y también cuando:2 se enferma o si tiene fiebre dos días seguidos y no hay señales de mejora. ha tenido dos o más episodios de vómitos o diarrea en cuatro horas. detecta niveles de moderados a elevados de cetonas en la orina. tiene niveles de glucemia más altos que 15 mmol/l  (270 mg/dL)luego de haber aumentado la insulina y la cantidad de líquido que bebió. experimenta síntomas que pueden marcar la presencia de cetoacidosis o de deshidratación, como pueden ser dolor abdominal más fuerte, dificultad para respirar o aliento que huele afrutado o a acetona. La clave para sobrellevar con éxito una enfermedad es la preparación. Al preparar un plan para cuando se enferma y tener listo un kit antes de que experimente los primeros signos de la enfermedad, estará listo para atacar el virus de frente. Refrigerios para cuando está enfermo Estos alimentos contienen de 10 a 15 gramos de carbohidratos y son más fáciles de ingerir cuando no se siente bien. 1 taza ó 120 ml de bebida deportiva 1 taza ó  240 ml de sopa 4 onzas ó 113 ml de jugo de manzana o de naranja ½ taza ó 120 ml de gaseosa común 6 galletitas saladas 3 galletitas integrales ½ taza ó 120 g taza de puré de manzana ½ taza ó 120 g de cereal cocido ½ taza ó 120 g de helado o de yogur helado ¼ taza ó 60 g de sorbete o de postre dulce *Sustituya por comidas locales según corresponda

CONOZCA MÁS

Niveles bajos de glucemia: cómo reconocer los signos y saber qué precauciones tomar

Usted puede reconocer los signos: hambre, sudoración, mareos o algo de debilidad. Esos son signos de hipoglucemia, es decir, niveles bajos de glucosa en la sangre, lo que significa que es hora de hacer algo. ¿Qué causa los niveles bajos de glucemia? Para la mayoría de las personas, un nivel bajo de glucemia se encuentra por debajo de 3.89 mmol/l  (70 mg/dL). Sin embargo, sus valores pueden ser distintos a estos.1 Tomar demasiados medicamentos, no alimentarse lo suficiente o hacer ejercicio puede reducir los niveles de glucemia. De hecho, la hipoglucemia puede ocurrir hasta 12 horas después de haber hecho ejercicio.1 Pero no se castigue demasiado. En el 50 % de los casos, no es posible determinar qué fue lo que produjo los niveles bajos de glucosa en la sangre.1 Concéntrese en el tratamiento y una vez que los niveles se estabilizaron, piense qué puede haber causado el episodio de hipoglucemia. Señales de advertencia de hipoglucemia Si bien todas las personas son diferentes, en general, la hipoglucemia se caracteriza por los siguientes:2 sensación de debilidad o aturdimiento, temblar o tiritar, sudar, dolor de cabeza o mareos, falta de concentración/comportamiento extraño, llanto o sensación de irritabilidad, hambre, entumecimiento en labios y dedos de las manos. ¿No está seguro de cómo se siente? Controle sus valores. Una medición rápida de la glucemia es una forma simple de comprobar si sus niveles de glucosa en la sangre están bajos. Algunas personas no presentan ningún signo de advertencia de hipoglucemia. Esto se conoce como “hipoglucemia asintomática”.1 Si usted no advierte ningún signo de hipoglucemia, consulte con su profesional de la salud acerca del monitoreo estricto de sus niveles de glucemia, para ajustar su tratamiento con insulina y para considerar la posibilidad de un monitoreo continuo de la glucosa u otras estrategias que lo ayuden a evitar los niveles bajos.1 Cómo tratar los niveles bajos de glucemia Cuando sus niveles de glucemia están bajos, hay un solo objetivo: elevarlos. Algunas personas utilizan la “regla 15/15” como recordatorio, que significa consumir 15 gramos de carbohidratos, luego esperar de 10 a 15 minutos y controlar sus valores de nuevo. Repita este proceso cuantas veces sea necesario.2,3 Para elegir sus 15 gramos de carbohidratos, intente los siguientes:1,2 150 ml  ó ¾ taza de gaseosa común, no dietética ½ vaso de jugo de fruta 3 cucharaditas ó 15 ml de azúcar o miel 6 o 7 confites o caramelos duros tabletas premedidas de glucosa o gel de glucosa Una vez que los valores de glucemia se han estabilizado dentro de un rango seguro, ingiera carbohidratos de larga duración, como puede ser un sándwich, yogur o fruta.2 Cuando tratar el problema implica no comer Si no se trata, la hipoglucemia puede convertirse rápidamente en una urgencia médica. En los casos de hipoglucemia grave, usted podría tener que evitar comer para corregir los niveles bajos de glucemia. Si bien es poco probable que eso represente un problema si usted tiene diabetes tipo 2, las personas con diabetes tipo 1 deberían estar preparadas para una situación de esta naturaleza.1 Es tal vez por este motivo que su médico le ha recomendado que lleve consigo un kit de glucagón. Cuando otra persona le administra la inyección, la hormona glucagón rápidamente estimula al cuerpo para producir la glucosa que necesita.2 Hable con sus amigos y familiares para que sepan a qué signos prestarle atención y, si llegara a ser necesario, cómo utilizar el kit de emergencia de glucagón. Hipoglucemia: actúe ya mismo Niveles por debajo de 3.89 mmol/l1  ó 70 mg/dL (Sus valores pueden variar). Signos de hipoglucemia2 Debilidad Aturdimiento Temblores Agitación Sudoración Dolor de cabeza Mareo Falta de concentración Cambios en el comportamiento Llanto Irritabilidad Hambre Entumecimiento de labios y dedos de las manos La regla 15-15 para tratar la hipoglucemia3 Consumir 15 gramos de carbohidratos de rápida acción Esperar de 10 a 15 minutos Controlar los valores de glucemia y, si continúan siendo bajos, repetir el procedimiento Soluciones útiles para los niveles bajos de glucemia2 ½ lata de gaseosa común (no dietética) ½ vaso de jugo de fruta 3 cucharaditas de azúcar o miel 6-7 caramelos Tabletas premedidas de glucosa o gel de glucosa

CONOZCA MÁS

Cambie un aspecto, mejore su vida

Probablemente haya muchos aspectos de nuestra vida que nos gustaría cambiar, pero pensar en todo esos cambios al mismo tiempo puede ser abrumador. Entonces, elija hacer un solo cambio por el momento. Modificar al menos un aspecto de los que mencionamos a continuación podría tener un impacto positivo en su día a día con la diabetes, tanto para su salud física como para su bienestar emocional. Los análisis médicos son importantes Para las personas que tienen diabetes, hacerse análisis médicos con más frecuencia es clave para mantener la salud bajo control, ya que proporcionan los datos que usted necesita para realizar decisiones informadas sobre los medicamentos, la dieta y las rutinas de ejercicio físico. Los resultados de los análisis le muestran los efectos que producen la dieta y la actividad física en los niveles de glucemia. Los resultados de los estudios también marcan la conversación que usted tendrá con su médico para establecer los rangos de los niveles de glucemia y demuestran si está logrando mantenerse dentro de los rangos establecidos. También ayudan a entender cuánto debe ajustar las dosis de insulina o los medicamentos por vía oral que usted toma, si es que su médico le ha explicado cómo hacer los ajustes usted mismo. Con el tiempo y, al mantener los niveles de glucemia dentro de los rangos establecidos, usted se sentirá mejor cada día, como también disminuirán las probabilidades de que surjan complicaciones en el futuro.1 Usted como paciente diabético debe acudir cada 3 meses a sus citas con su médico, ya que de esta forma re-evaluan sus metas de tratamiento y se hacen ajusten a tiempo para disminuir riesgo de aparición de complicaciones. Sepa cómo contar los carbohidratos La cantidad de carbohidratos (almidón y azúcares simples) que usted ingiere impactan significativamente los niveles de glucemia. Contarlos en cada comida le permite combinar los carbohidratos que ingiere o bebe con la insulina que necesita para procesarlos. Aunque usted no utilice insulina, saber cómo contar los carbohidratos ayuda cuando se controlan los niveles de glucemia de manera frecuente. Algunos de los beneficios que brinda contar carbohidratos: Distingue los alimentos que tienen un mayor impacto en su salud. Con la cantidad adecuada de insulina, le permite disfrutar de cualquier alimento que a usted le guste. Hace que usted tenga bajo control las dosis de insulina.En general, su salud y calidad de vida mejoran cuando usted ingiere la cantidad de carbohidratos ideal para su cuerpo. Realice más actividad física Mantenerse activo es uno de los pilares del control de la diabetes, ya que el ejercicio físico ofrece muchos beneficios:5 Mejora la sensibilidad a la insulina y la utilización de la glucosa Disminuye los niveles de insulina circulantes, mientras realiza actividades Disminuye la producción de glucosa por parte del hígado Disminuye los niveles de colesterol , la presión sanguínea y reduce el estrés Mejora la actividad cardiovascular y la calidad del sueño Reduce la obesidad, el dolor en las articulaciones y la enfermedad de las arterias coronarias Previene la osteoporosis y retrasa el comienzo de la demencia Mejora la energía, la calidad de vida y la autoestima Consulte con su médico o farmacéutico para que le explique qué tipo de actividad es la más adecuada para usted y haga ejercicio al menos una vez por día. Sea paciente consigo mismo Todos los días no van a ser perfectos. De hecho, usted puede comer los mismos alimentos y ejercitar de la misma manera dos días seguidos  y tener resultados de glucemia muy distintos en ambos días. Sea paciente consigo mismo, adapte cualquier cambio en su rutina a su vida y siga avanzando aunque se encuentre con obstáculos en el camino del control de la diabetes. También es importante que no compare su diabetes con la diabetes de las demás personas. Todos tenemos una historia propia de diagnóstico y respondemos de maneras distintas al ejercicio físico. Otros temas como la sensibilidad al gluten o las enfermedades cardíacas impactan la manera en que uno auto-controla  la enfermedad. Básicamente, es ilógico comparar la vida de otra persona que tiene diabetes con la propia. Aplique lo que funciona mejor para usted y continúe aprendiendo. ¿Qué sucede cuando usted… Se hace análisis clínicos más seguido?  Tiene más datos para poder controlar la diabetes Deja de fumar? En un año, el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares disminuye un 50 % Cuenta los carbohidratos? Tiene más flexibilidad en cuanto a lo que come Ejercita más? Mejora la sensibilidad a la insulina y la utilización de glucosa en el cuerpo.

CONOZCA MÁS

Por qué dormir es importante para las personas con diabetes

Cuando usted duerme lo suficiente, quizá observe que le es más sencillo controlar los niveles de glucemia. Estará más alerta durante el día, tendrá más energía, menos estrés y una mejor predisposición para monitorear y controlar su diabetes. Observe qué sucede cuando no duerme lo suficiente. Además de otros aspectos que pueden interferir con sus horas de sueño, como los cambios en la rutina o el estrés, las personas con diabetes pueden sufrir posibles complicaciones asociadas al sueño. Tanto los niveles altos como bajos de glucemia pueden interrumpir el sueño. Es posible que las personas con diabetes tipo 2 que no duermen lo suficiente sean más resistentes a la insulina y les sea más difícil controlar los niveles de glucemia.1 El síndrome de apnea obstructiva del sueño también es frecuente en personas que tienen diabetes tipo 2 y la neuropatía puede causar dolor en las piernas, lo que no les permite dormir. La buena noticia es que todo eso se puede controlar por completo, y también es posible dormir y descansar toda la noche. Teniendo esto en cuenta, a continuación incluimos algunos consejos para poder dormir bien. 8 consejos útiles para dormir bien Relájese antes de ir a dormir. Procure terminar cualquier actividad física, quehacer u otra actividad diaria al menos una hora antes de acostarse. Si es posible, acuéstese a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Trate de no dormir siesta a la tarde. No coma mucho antes de irse a dormir, ni tome alcohol o cafeína a la noche. De hecho, evite tomar líquidos al menos una hora antes de acostarse, así no se despierta a la madrugada para ir al baño. Vaya al baño antes de acostarse. Si está estresado, intente practicar técnicas de relajación como: meditación, respiración profunda, yoga, leer el libro que más le guste, escuchar música tranquila o escribir en un diario. Haga de su habitación un lugar cómodo, que no esté ni demasiado frío ni demasiado caluroso, que haya tranquilidad y oscuridad. Si usted utiliza su habitación como oficina o como una sala de estar, trate de cambiar esta disposición. Su habitación debe ser un lugar para descansar, no para distraerse. Apague todo los dispositivos electrónicos antes de acostarse, especialmente, los dispositivos móviles como el celular o las computadoras portátiles. Sabemos que usted ama a sus mascotas, pero ellas pueden interrumpir las horas de sueño, así que trate de que no duerman en su cama o, si usted sufre de alergias, directamente que no duerman en su habitación (por supuesto que esto no incluye a los perros de alerta médica). Cómo controlar los niveles de glucemia a la noche Es importante que monitoree sus valores de glucemia una hora antes de irse a dormir. Para evitar que los niveles de azúcar en sangre disminuyan durante la noche, puede ingerir un tentempié que ayude a mantener niveles normales de glucemia durante toda la noche, como puede ser un poco de humus o guacamole con vegetales o vaso de leche descremada o yogurt descremado.  Algunos médicos recomiendan realizar una prueba de glucemia a las 3:00 de la mañana para asegurarse de que los niveles de glucosa se mantengan estables. Si usted utiliza una bomba de insulina, ajuste los índices basales en caso de que sus niveles de glucemia tiendan a disminuir durante la noche.  Cuándo consultar a su médico o farmacéutico Si usted tiene problemas para dormir, esperamos que estos consejos le sean útiles. Sin embargo, si aún continúa luchando para poder dormir bien por la noche o si alguien le dice que usted ronca, considere hablar con su médico o farmacéutico. El ronquido es un indicador de apnea, la cual está asociada a la presión alta, a las enfermedades cardíacas, al reflujo gastroesofágico y a la fatiga.  Para aprender mas visite http://www.diabetes.org/es/?loc=util-header_es

CONOZCA MÁS